Contáctanos en el 91 657 2515 o en info@espacioorganico.com

¿Qué significa ser celíaco?

¿Qué significa ser celíaco?
26 mayo, 2017 Lucia Villlalba

Beatriz es celíaca. Cuando tenía dieciocho años le diagnosticaron esta enfermedad sistémica provocada por el gluten. Se caracteriza por la inflamación en la mucosa del intestino e impide la asimilación de nutrientes, lo que produce síntomas como pérdida de peso, náuseas, diarreas o vómitos. Como Beatriz, alrededor del 1% de la población europea también es celíaca, según la Federación de Asociaciones de celiacos de España (FACE). Según esta organización la prevalencia es mayor en mujeres (2:1) y existe un alto porcentaje de pacientes sin diagnosticar debido a que es posible tener la enfermedad y no presentar síntomas de ella.

Existen diferencias entre celiaquía, alergia al gluten e intolerancia al gluten, pero en cualquiera de los tres casos el tratamiento es el mismo. No existe ninguna operación o medicamento para la “cura” de la celiaquía, así que la única solución pasa por la lista de la compra y la cocina: hacer una dieta libre de gluten (en mayor o menor medida según el grado de la enfermedad).

Dicho esto, ¿cómo es el día a día de un celíaco? Beatriz se levanta por la mañana y desayuna unas ricas tostadas, como todos. Pero las suyas son especiales porque no tienen gluten. Si les echa jamón de york, vigila que no tenga gluten. Si les pone mantequilla, lo mismo. La jornada de un celíaco es así: prestando suma atención a todos los alimentos que toma. Beatriz trabaja en una agencia de comunicación especializada en restauración y es consciente de la importancia que tiene esta enfermedad cuando va a cenar fuera: está más que acostumbrada a preguntar eso de “¿y estas patatas dónde se han frito?”. Porque cualquier ligera contaminación en el plato le puede provocar diarrea, vómitos o dolores abdominales.

Afortunadamente, cada vez son más los restaurantes concienciados con este problema y preparan platos especiales en sus cartas. En el gastrobar de Espacio Orgánico, por ejemplo, como en otros muchos sitios, se puede ver el símbolo de una espiga tachada en aquellos platos que no contienen gluten, o por lo menos una mínima traza. Los supermercados también cada vez más amplían su oferta de productos sin gluten y los medios de comunicación aportan su granito de arena haciendo visible la enfermedad. Este mes de mayo se puede ver en redes sociales el hagstag #mayocelíaco, porque el día 5 fue el Día Internacional del Celíaco y el próximo día 27 es el día nacional.

Sin embargo, este interés por visibilizar la enfermedad y ayudar a las personas celíacas a hacer más fácil su vida cotidiana, está acarreando un problema de manera tangencial y es el hecho de que se están poniendo de moda las dietas sin gluten también entre las personas sanas. Recientemente, la Asociación de Celíacos de Cataluña ha denunciado cierta banalización de las dietas sin gluten y la aparición de “gurús y falsos nutricionistas”. La Asociación de Celíacos de Cataluña manifiesta su preocupación ante esta situación y teme que se relajen los protocolos de manipulación de los productos sin gluten. “La vida sin gluten no es una opción” aseguran, y puede traer problemas de salud a una persona sana.

Una persona sana no tiene que dejar de tomar gluten, pero sí es recomendable que cuando tome productos con este compuesto y sus derivados elija aquellos de mejor calidad. Si cada vez se diagnostican más casos de intolerancia es porque se consumen cereales modificados genéticamente o tratados con sustancias perjudiciales para la salud, como los pesticidas. Quienes no tengan la enfermedad de la celiaquía no tienen por qué abandonar el gluten, pero pueden responsabilizarse de su salud apostando por aquellos consumibles que sean ecológicos y de cercanía, así tendrán menos riesgo de padecer intolerancias en el futuro.

Para saber si se es celíaco, según la FACE, se puede establecer la sospecha con un examen clínico cuidadoso y una analítica de sangre y para un diagnóstico de certeza de la enfermedad celíaca será imprescindible una biopsia intestinal. Si te diagnostican la enfermedad celíaca, ya sabes cuál es el siguiente paso: adiós al gluten. Tendrás que despedirte del trigo, la cebada, el centeno, el pan y sus derivados, productos de repostería o la cerveza y llenar la despensa de carne y pescado fresco, verduras, frutas, hortalizas, tubérculos, huevos, leche y derivados…

Un celíaco puede hacer vida normal, solo que mirando con lupa las etiquetas de todos los alimentos que consumas. La propia FACE elabora una certificación para los productos sin gluten y libres de trazas y publica en su página web mucha información al respecto. Continuamente aparecen nuevas alternativas al gluten como puede ser el teff (cereal originario de Etiopía), el trigo sarraceno o el maíz. Conocer estas opciones te dará más libertad y creatividad en la cocina. Y si tienes dudas, la mejor opción es que preguntes a un nutricionista de confianza.

Laura Bermejo, colaboradora de Espacio Orgánico

1 Comentario

  1. jugos10.net 1 año hace

    🙂

    Esta genial tu redacción y hay demasiadas cosas que no conocía que me has aclarado,
    esta espectacular.. te quería agradecer el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias,
    por preparar a gente como yo jojojo.

    Saludos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X