¿Qué es Biodinámica?

¿Qué es Biodinámica?
6 marzo, 2020 Carlos Blanco

 

¿Qué es la Agricultura Biodinámica? Podemos decir que la biodinámica es una aproximación holística, ecológica y ética, a la agricultura y la alimentación. Tiene su raíz en el trabajo del filósofo y científico austriaco Rudolf Steiner, quien, en 1924, inaugura una nueva vía para integrar los métodos científicos con el reconocimiento del espíritu presente en la naturaleza.

 

La granja biodinámica como organismo vivo

El rasgo distintivo de la granja biodinámica es que está considerada como un organismo vivo, como conjunto inseparable conformado por elementos interdependientes: campos, bosques, plantas, animales, suelos, compost, personas y el aspecto espiritual del conjunto. Esta comprensión dista mucho del modo industrial de producción, en el que priman los monocultivos y los alimentos se consideran simples bienes de consumo en lugar de una parte integrante de un organismo. Por el contrario, el granjero biodinámico trabaja para nutrir y armonizar todos los elementos de la granja y crear un organismo saludable y vital en su conjunto, escuchando aquello que manifiesta este organismo único. Esta forma de cultivo basada en la atenta escucha de la granja como organismo, produce unos alimentos que portan unas cualidades distintas a otros tipos de cultivo.

Además de esta cualidad que aporta el ser humano a los cultivos, la otra gran fuente de la que se nutre el alimento biodinámico es la observancia de los ritmos y ciclos de la naturaleza y el cosmos. La comprensión del modo sutil en que la luna, el sol, las estrellas y los plantes, influyen en el crecimiento y desarrollo de plantas y animales, permite al agricultor biodinámico actuar adecuadamente en cada momento de su actividad para generar una armonía también con los ritmos cósmicos. Los calendarios biodinámicos ofrecen la información e indicaciones acerca de los momentos óptimos para la siembra, trasplante, abonado, cosecha y uso de los preparados biodinámicos.

 

Los preparados biodinámicos

Como conjunto completo y autosuficiente, la granja biodinámica genera su propio compost a partir de los propios elementos que componen la granja: plantas y animales. En este sentido, la granja biodinámica aspira a generar su propia fertilidad a base de la elaboración del compost, la presencia de animales, los cultivos de cobertura y la rotación. En este sentido, aunque no solo, la biodinámica está muy avanzada con respecto a la agricultura ecológica, ya que la propia actividad nutre el cultivo sin elementos externos ni artificiales, y además genera un equilibrio y revitalización del suelo en lugar de agotarlo.

Este compost es potenciado por los preparados biodinámicos, elaborados a base de plantas que se transforman mediante un proceso que pone en relación el reino animal, la tierra y el ciclo del año. Conjugando estos elementos se consigue una sustancia concentrada que potencia las cualidades sanadoras de las plantas y potencia el crecimiento de las bacterias y hongos beneficiosos. Una pequeña cantidad de estas sustancias se agrega al compost en un proceso específico y como resultado el compost adquiere la cualidad de estabilizar el nitrógeno y otros nutrientes, multiplicar la diversidad microbiana, introducir más carbono en el elemento vivo y ayuda a restaurar el equilibrio del suelo.

 

Cultivar la biodiversidad

Las granjas biodinámicas están inspirados en la biodiversidad de los ecosistemas naturales y la singularidad de cada paisaje. Las verduras, hierbas, flores, bayas, frutas, granos, pastos, forrajes, plantas nativas y polinizadores anuales y perennes, pueden contribuir a la diversidad de las plantas, amplificando la salud y la resistencia del organismo agrícola.

La diversidad de los animales domésticos también es beneficiosa, ya que cada especie animal aporta una relación diferente con la tierra y la calidad única del estiércol. Muchas granjas convencionales sólo cultivan plantas o crían animales, lo que puede ser eficiente desde un punto de vista, pero crea desequilibrios como el déficit de nutrientes (si sólo se cultivan plantas), o contaminación por exceso de estiércol (si sólo se crían animales). En este sentido, las granjas biodinámicas, reúnen plantas, animales y suelo, de un modo consciente para que cada uno soporte y equilibre el conjunto.

Las granjas biodinámicas no trabajan con semillas modificadas genéticamente, sino generando sus propias semillas dentro de la granja y criando a sus propios animales. De este modo los individuos a lo largo del tiempo se encuentran perfectamente adaptados a las condiciones de la granja.

 

Un enfoque holístico para tratar plagas y enfermedades

La biodinámica se centra en crear las condiciones para una salud óptima del suelo, las plantas y los animales, generando una nutrición equilibrada y fomentando la inmunidad natural. Al incorporar una diversidad de plantas y animales, se crea un hábitat natural para los depredadores naturales que evitan la proliferación de plagas. Las plagas y enfermedades se consideran un desequilibrio dentro del organismo que se trata de corregir con medios naturales.

 

Tratar a los animales con respeto

Los granjeros biodinámicos cuidan de los animales domésticos para que vivan de forma saludable y puedan expresar su naturaleza completamente. Son alimentados con comida adecuada para sus sistemas digestivos y nunca con productos de origen animal. Los pollos conservan sus picos y las vacas sus cuernos, todos los animales tienen acceso a campos libres con amplios espacios para moverse.

 

Cultivar la consciencia

La agricultura biodinámica nos invita a desarrollar una conversación consciente y creativa con la naturaleza. Al observar, sentir y escuchar la tierra, desarrollamos relaciones íntimas con nuestros organismos agrícolas únicos y expandimos nuestras capacidades de percepción, reflexión e imaginación. La biodinámica no es una receta fija. Cultivar la conciencia fortalece nuestra capacidad de trabajar creativamente con la dinámica de la tierra y la naturaleza para que la vitalidad del organismo agrícola se exprese plenamente.

 

Demeter: La certificación biodinámica

El sello de calidad Demeter fue creado en 1928 y es gestionado por Demeter International. Más de 5.000 granjas en 60 países de todo el mundo se encuentran adheridos a la agricultura biodinámica a través de esta certificación.

Más allá de la certificación orgánica, el estándar de Granja Biodinámica de Demeter requiere que toda la granja, y no solo un cultivo específico, esté certificada; los cultivos y el ganado deben estar integrados y los animales deben recibir un trato correcto; los fertilizantes importados representan una cantidad mínima; deben aplicarse los preparados biodinámicos de forma regular; al menos el 50% de la alimentación del ganado debe cultivarse en la granja; al menos el 10% de la superficie agrícola ha de estar reservada para la biodiversidad; y la granja debe mantener unos estándares de responsabilidad social.

 

 

*Traducción y adaptación del material publicado por Biodynamic Association de Norte América (https://www.biodynamics.com/)
** Fotografías de demeter.de

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X