Détox primaveral
20 abril, 2020 Esmeralda Puerto

 

Estamos en un momento donde la mayoría de nosotros se ha quedado en casa, nuestra vida se ha puesto en modo pausa. Pero como todo en la vida, tiene su cara y su cruz, su lado bueno y malo.

Disponemos en este momento de un espacio para realizar todo lo que teníamos pendiente y es una excelente ocasión para realizar una depuración, sin las tentaciones que nos ofrece la vida diaria.

La primavera junto con el otoño, son los dos momentos del año donde nuestro organismo, de forma natural realiza el proceso de eliminar tóxicos. Si acompañamos y mimamos esa actividad natural, esto traerá una mejora en nuestra salud y energía. Existen cientos de sistemas para hacerlo y siempre han de ser guiados por un profesional de la salud, aquí solo esbozaremos unas pequeñas pautas para seguirlo y las plantas más utilizadas, no utilizando tecnicismos innecesarios.

En toda depuración nos centramos en los órganos que eliminan desechos: hígado, riñones, intestino, piel…

Una buena depuración ha de contener alimentos, plantas y suplementos que favorezcan esta limpieza.

 

Alimentación:

Cualquier higienista nos diría que la podemos realizar solo cambiando de hábitos alimentarios, y tiene toda la razón, ayunos y semiayunos se han practicado desde tiempos inmemoriales para mejorar la salud, pero si nunca has realizado uno, y no dispones de un profesional que te guie, están totalmente desaconsejados.

El consumo de alimentos ecológicos se hace urgente en una sociedad intoxicada, la mayoría de las enfermedades que vivimos, hoy por hoy, se reducen a un aumento del consumo de alimentos procesados y cargados de químicos: la prisa ha hecho que la mayoría de la gente corra y coma cualquier cosa. Hemos abandonado el consumo de alimentos frescos, de temporada, y perdido el arte de cocinar. Vosotros, los consumidores de alimentación eco, disfrutasteis de un gran cambio en vuestra salud y energía en el momento que cambiasteis vuestro consumo por alimentos certificados ecológicos, creo que ninguno necesitáis ningún estudio científico que avale tal conclusión. Es fundamental que en las recomendaciones alimentarias que se dan a continuación los alimentos sean 100% Bio. Os aseguro que esto no supondrá ningún coste extra. En el momento que cocinamos sin comprar procesados, el gasto de la cesta de la compra se reduce, aunque nuestro consumo sea ecológico. Aparte no tendría mucho sentido limpiar con alimentos cargados de pesticidas y fertilizantes químicos, por no hablar de todos los colorantes y aditivos que contienen muchos de los mal llamados alimentos.

Alimentos a reducir y eliminar: fritos, lácteos, aditivos, edulcorantes, estimulantes, alcohol y alimentos de origen animal.

Alimentos recomendados: Frutas y verduras de temporada, que son las ideales. Mientras en otoño buscamos alimentos que preparen nuestro cuerpo para el invierno, calentándolo, en primavera hemos de ir preparando el cuerpo para los calores del verano, las ensaladas y las frutas irán ocupando espacio y las raíces darán paso a las verduras de hoja verde y a todas las frutas de temporada. Lo ideal para obtener un máximo resultado sería permanecer de tres a cuatro semanas con una dieta organizada y limpia.

 

Plantas Riñón:

La labor de filtrado de los riñones es innegable, ayudaremos a su función utilizando plantas diuréticas, pero siempre con la precaución de no abusar de ellas. Al utilizar plantas diuréticas, también perdemos más minerales, por lo que utilizar agua de mar (en su forma de plasma marino, como el de Ibiza y Formentera agua de mar), suplementos de minerales, o aumentar el consumo de algas, mantendrán nuestro organismo en sus niveles óptimos. Las personas que tengan problemas o disfunciones de riñón no deberían utilizar estas plantas sin supervisión médica.

  • Abedul: Es la reina de las diuréticas, estimula la secreción de orina, y puede utilizarse para infecciones de vías urinarias. Se puede tomar en infusión, extracto o en zumo.
  • Cola de caballo: Combate la retención de líquidos, es una fuente muy interesante de silicio, porque además de su función diurética, mejorará el estado de nuestros huesos y piel.
  • Ortiga: Aparte de diurética, es una buena fuente de minerales, especialmente hierro. Curiosamente es una gran planta para la piel, y la podemos consumir tanto en infusión como en sopas y caldos. Interviene en hígado, riñones y mejora la función pulmonar. Está totalmente desaconsejada en personas que sufran hipotensión.
  • Rompepiedras: Su nombre lo dice todo, aparte de ser diurética, disuelve arenillas y cálculos en riñones y vejiga, para personas que han sufrido de cálculos es ideal, para disolverlos y evitar futuros cólicos. Aquí vamos a hacer una anotación de un producto que he utilizado ampliamente desde su salida al mercado, cuya composición se realiza con rompepiedras:
  • CTP, El Detoxificante Perfecto (Soria Natural): Este producto es fruto de la investigación de diez años por parte de estos laboratorios, tiene una gran capacidad detoxificante celular, hasta ahora ignorada, que aporta grandes beneficios a la salud (entre ellos el de reducir el riesgo de desarrollar determinados procesos degenerativos). Si nuestras células están limpias, todo nuestro organismo lo está.

 

Plantas hígado:

El hígado es el gran filtro de nuestro organismo, el único que se auto regenera, hoy en día se le conocen más de 500 funciones, es muy agradecido a la hora de dejarlo descansar, eliminando tóxicos. El hígado necesita amargos, por lo que endulzar nuestras infusiones de hígado sería desperdiciarlas.

  • Cardo Mariano: Si solo me tuviera que quedar con una planta para su uso, esta sería el Cardo Mariano, nuestros campos están llenos de esta maravilla de planta. La silimarina actúa como regenerante de la célula hepática, es seguro la planta más importante para regenerar y limpiar el hígado. Su uso en infusión o decocción es poco eficaz, por lo que debemos acudir a extractos o capsulas. En mi caso siempre he tenido especial predilección del Cardo Mariano de Soria Natural, ya van casi veinte años que lo utilizo mínimo un mes al año.
  • Diente de león: Se puede consumir fresco en ensaladas, nuestros campos están llenos de él y aunque esté en desuso para ingerir, es delicioso al paladar. Lo hemos puesto en el apartado de hígado, ya que es un gran protector hepático, pero es un gran diurético también, mejora la secreción de Bilis, mejorando ampliamente la función de la vesícula biliar
  • Desmodium: Se ha utilizado ampliamente para tratar la ictericia, es hepatoprotectora, estimula la bilis, y se utiliza en el tratamiento de transaminasas.
  • Boldo: El amargo por excelencia, estimular bilis, hígado y vesícula biliar no es posible sin amargos, el boldo debería estar en toda infusión depurativa. El boldo tiene más de 20 alcaloides que mejoran y cambian la composición de la bilis, previendo cálculos biliares y piedras en la vesícula.
  • Alcachofera:  Es la hoja de la planta de la alcachofera, muy utilizada tradicionalmente en la medicina popular para proteger y cuidar el hígado de forma natural. Es una planta perenne que se puede cultivar y de la que también podemos comer sus flores (las alcachofas) en primavera, aunque sus hojas las podemos ir usando a lo largo de todo el año. La alcachofera contiene cinarina, un ácido muy potente que estimula la secreción de bilis y protege el hígado, pero también actúa sobre las células de los riñones para que aumente la secreción de orina. La alcachofera también está compuesta por fitoesteroles, inulina, mucílagos, vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio, hierro o potasio.

 

Pulmones:

Tal vez la mejor práctica que podemos realizar para nuestros pulmones es el Pranayama, no es necesario hacer yoga, ni haber realizado ejercicios de meditación y respiración, con unos minutos de respiración consciente, sentir cómo nuestros pulmones se llenan de aire será suficiente; la forma más eficaz de alcalinizar nuestro organismo es la respiración. De una forma pausada, relajándonos, sintiéndonos, será una forma ideal de comenzar el día.

  • Raíz de Loto: Existen pocas plantas que limpien los pulmones, entre ellas la más interesante es la raíz de loto, se puede conseguir fresca, aunque solo en establecimientos especializados, pero es común su uso en polvo. Disuelve las mucosidades de nuestras vías respiratorias, ayudándonos a expectorar el moco. Es un aliado del sistema inmune y suaviza la tos.

 

Aparato digestivo:

Todos sabemos que es el eje de nuestra salud, somos lo que comemos y una buena salud de nuestro aparato digestivo es fundamental. Durante una depuración parte de la excreción la realizaremos vía heces, por lo que el aumento del consumo de fibra será fundamental.

  • Psyllium: Contiene gran cantidad de fibra soluble, por lo que nos ayudará a evacuar con más facilidad, es aliado tanto en estreñimiento como en diarrea, y debería estar en nuestro botiquín natural. Regula tanto niveles de colesterol como de azúcar. Es necesario acompañarlo de abundante agua, una cucharadita de café al día es suficiente para mejorar nuestro tránsito intestinal.
  • Carbón activo: El carbón activado es un producto de origen vegetal y tiene la propiedad de absorber gases, químicos, metales pesados, proteínas, desechos y toxinas, por esta razón resulta ser muy importante para la desintoxicación. Este gran producto puede ser utilizado en cápsulas, en polvo y en cataplasmas, su uso en hospitales para intoxicaciones agudas es muy extendido.
  • Clorela: Esta microalga ayuda a eliminar metales pesados, la polución del pescado y los tóxicos en los alimentos hacen que nuestros organismos estén llenos de ellos. Se puede consumir en cápsulas o en polvo, pero es necesario que sea de pared celular rota, normalmente esta indicación viene en frascos y sobres, ha de ser siempre de cultivo ecológico, ya que su gran capacidad de absorber tóxicos y metales pesados la puede convertir en un enemigo si desconocemos su origen.

 

Como cierre vamos a hacer una mención a la parte emocional y mental de una depuración.  Debemos dejar espacio al silencio, sé que estos días el bombardeo de información es incesante, y parece que todo lo ocupa el Coronavirus, pero dejar un tiempo para estar solo, sin hacer nada, dejando que nuestro cuerpo, emociones y pensamientos se relajen y tomen asiento.

En la Medicina Tradicional China la primavera es la época de la Madera, cuyos órganos son Hígado y Vesícula Biliar, la emoción que expresa el hígado es la ira y su buen drenaje favorecerá que permanezcamos menos iracundos. Por otro lado, quien controla, regula y se debilita con el miedo, es el riñón; por lo que en esta época donde el miedo ocupa mucho espacio, lo cuidaremos para que no nos desborde.

Cuando realizamos cualquier tipo de depuración, aparte de eliminar tóxicos físicos, eliminamos emociones y pensamientos, nuestra mente se apacigua y nuestras emociones se vuelven menos extremas, siendo un gran camino hacia la paz interna.

 

Alejandro Sexto Naveira, Naturópata.
Responsable de la sala de Yoga de Espacio Orgánico

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X